top of page
  • Derandein Fundazioa

Actividades productivas innovadoras para la sostenibilidad en Karatu, Tanzania


En Derandein Fundazioa colaboramos con organizaciones africanas para llevar a cabo proyectos sostenibles en el tiempo tratando de evitar las dependencias que a veces se generan con la cooperación internacional. Durante el 2022 logramos poner en marcha la Huerta Escolar Sumawe en Karatu. Este proyecto se realizó junto con nuestra contraparte local Mwema Street Children Center Karatu (MSCCK), organización que trabaja en la ciudad de Karatu, Tanzania, dando apoyo a niños y niñas que viven y trabajan en la calle.


La Huerta Escolar Sumawe tuvo un impacto muy positivo en la vida de los niños y niñas en situación de calle y en la propia organización: se puso en marcha la huerta y se lograron producir diferentes productos ecológicos como tomates, col rizada o bok choy. Éstos están siendo vendidos en el mercado local con el objeto de obtener ingresos y, del mismo modo, han sido incluidos en la dieta de los y las menores con las que trabaja MSCCK, asegurando que este colectivo cuente con una alimentación sana, segura y nutritiva. De esta forma, la organización ha logrado obtener ingresos adicionales a la vez que reducir gastos en la compra de ciertos alimentos lo cual, a su vez, les ha permitido destinar fondos a otras áreas de intervención para asegurar la atención integral del colectivo de menores de la calle a diferentes niveles (sanitario, educativo, etc.). Además, la puesta en marcha de la huerta escolar sirvió para introducir materias como la agricultura sostenible o el medio ambiente en el currículo escolar implementado por MSCCK.


Siguiendo con la misma filosofía de proyecto productivo sostenible, en los últimos meses, MSCCK ha empezado a trabajar en un proyecto de acuicultura sostenible. Se trata de un tipo de proyecto productivo novedoso en la zona de Karatu, ya que la acuicultura suele darse más en las zonas de costa o de lagos. A través de este proyecto se alcanzarán diferentes resultados como la construcción de la infraestructura necesaria para este tipo de actividad, la producción sostenible de peces y la incorporación del pescado en la dieta de los y las niñas en situación de calle, asegurando así una mejora de su estado nutricional y de salud. Esta iniciativa, al igual que la huerta, servirá también para obtener ingresos adicionales mediante la venta del pescado y reducir los gastos en alimentación de la organización local, lo que les permitirá impulsar otras acciones en favor del bienestar de las y los menores en situación de calle, siendo el colectivo más vulnerable.


Estos proyectos son posibles gracias a la colaboración de Kutxa Fundazioa. Queremos agradecer el apoyo a este tipo de actividades que velan por la sostenibilidad y autogestión de las organizaciones locales pequeñas, como es el caso de MSCCK, que hacen un gran trabajo y para las cuales supone un gran reto seguir dando servicio a las poblaciones más vulnerables día a día.

Comments


bottom of page