• Derandein Fundazioa

Respuestas innovadoras frente a la desnutrición infantil en Kokuselei, Turkana Norte, Kenia



Con el objeto de mejorar la seguridad alimentaria entre la población infantil en Kokuselei, Turkana Norte (Kenia), la organización Misión Comunitaria de San Pablo Apóstol ha trabajado a lo largo del 2021 en las capacidades de producción y gestión de alimentos suficientes, seguros y nutritivos en la comunidad de Keapat, en Kokuselei.


En concreto se han realizado cuatro talleres en orientación agroeconómica en donde se trataron temas de calidad de la cosecha, el ahorro y la mejora de la venta de sus productos. Además, se puso en marcha una nueva actividad apícola. Para ello se construyó una sombra que alberga 20 colmenas, que han logrado ya la producción de 20 kilos de miel. Además, se han fortalecido las capacidades de padres y madres en la gestión de la alimentación y la salud infantil, a través de diversas formaciones. El Centro Materno Infantil de la comunidad ha sido provisto de alimentos básicos producidos en la huerta comunitaria y las colmenas. Gracias al apoyo de cuatro madres y dos padres se han distribuido dos comidas diarias a las y los menores de la comunidad.


El proyecto, desde el primer momento, ha tenido una connotación innovadora e integradora al contemplar una respuesta multisectorial a la desnutrición infantil en el área de Kokuselei. Se ha apoyado a la comunidad desde varios frentes para conseguir que menores así como sus familias tengan alternativas para poder hacer frente a situaciones de pobreza. Propuestas como la agricultura y la apicultura en comunidades que son pastoriles por cientos de años representan un gran cambio cultural. Sin embargo, este proyecto ha demostrado que es posible que las comunidades locales puedan tener otras alternativas de producción diferente, seguras y con un mínimo de mantenimiento.


Los resultados obtenidos del proyecto han sido muy positivos dado que no se ha registrado ningún caso de desnutrición severa o moderada durante el 2021. Este proyecto ha sido realizado gracias a la donación recibida de Kutxa Fundazioa.