• Derandein Fundazioa

Ponemos en marcha la huerta escolar Sumawe para niños y niñas de la calle


Con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas de 5 a 15 años que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad en el distrito de Karatu, en Tanzania, nuestra contraparte local Mwema Street Children Center Karatu (MSCCK) pondrá en marcha durante los próximos meses diversas actividades que posibilitarán un mayor acceso a una alimentación nutritiva y a servicios de cuidado de la salud (física y mental) a niños y niñas que viven y trabajan en la calle.


Por un lado, se podrá en marcha el Programa de la Huerta Escolar Sumawe que además de asegurar la producción de alimentos nutritivos para cubrir las necesidades alimentarias de los niños y niñas, contribuyendo así a la sostenibilidad del programa nutricional del MSCCK, se reforzarán los conocimientos necesarios sobre salud nutricional entre las y los menores. Y, por otro lado, se garantizará el acceso a los servicios de salud infantil en la atención primaria para monitorear su salud y estado nutricional. Ello será complementado con el desarrollo de actividades que promoverán prácticas seguras y saludables como el deporte, y acciones de incidencia dirigidas a las administraciones locales y otros agentes en la comunidad sobre la situación que viven estos menores.


Este proyecto contará con la financiación de Kutxa Fundazioa. El principal impacto esperado es la mejora de las condiciones de vida, en particular de la salud física y mental de los niños y niñas de la calle en el distrito de Karatu. La actualización del Censo de Niños y Niñas de la Calle, que será realizado junto con el Departamento de Asuntos Sociales, posibilitará la identificación y asistencia a menores que no habían sido atendidos, especialmente niñas.


Al menos 100 menores del distrito participarán en los programas de orientación sobre salud y prácticas saludables a través de la escuela móvil del MSCCK que recorrerá diversas áreas del distrito donde se encuentran estos niños y niñas; 58 menores habrán accedido a alimentos suficientes, seguros y nutritivos y habrán recibido atención sanitaria a través del sistema de atención primaria. Y, en el caso de aquellos y aquellas que reciben asistencia directa en el Centro del MSCCK -58 menores en situación de mayor vulnerabilidad - participarán en el Programa de la Huerta Escolar Sumawe. Aprenderán nuevas habilidades agrícolas y tomarán conciencia del cuidado de su salud y el medio ambiente.


Estos espacios les brindan la oportunidad de expresar sus problemas, e interactuar con adultos y otros menores. Es una ocasión para concienciarles también de la importancia de otros aspectos clave como es la educación. Algunos deciden continuar con sus estudios con el apoyo del MSCCK. Las y los niños serán parte activa además en el desarrollo de las acciones de sensibilización comunitaria dándoles voz en sus reivindicaciones.